España-02

INTRODUCCION: Aquí hablaremos de la capital de Cantabria-Santander- y sus buenas cosas.

Mi tierruca_011

Arriba: Palacio de la Magdalena en 2018 / Abajo: Lo mismo pero en 1960- Notais, aparte de calidad de la foto, alguna diferencia?

La Magdalena.png

Calles de Santander

En sesiones anteriores de mi narración acerca del viaje Burgos-Santander, que yo lo titulo (por eso de los caminos de Santiago) como  “Camino del páramo de Masa“, ya habíamos hablado de los primeros lugares vividos de Cantabria y de su gran belleza y gastronomía.  (Leer un poco en la pagina España y sus Rincones-01)

Nada mas llegar a la capital cántabra, me quede maravillado del las bellas calles y el paseo marítimo y las casas con un especial y atractivo acristalamiento que quedo muy grabado en mi (ver fotos al lado, y tomada desde el edificio Botín del Arte). Casi al fondo de la foto de abajo, se encuentra la cafetería el Suizo donde pase muchas mañanas escribiendo y preparando mis deberes universitarios con un buen café y hermosas vistas de la bahía santanderina.

Banco de Santander

photo0jpg

Al lado os muestro la foto de la entrada a la cafetería el Suizo así la conocíamos, pero el nombre es “café  Suizo” que esta en el Paseo de Pereda. Por dentro esta decorada como la cubierta de un barco velero que hace buenas migas con la bahía santanderina. Tomar un buen café en la planta superior con vistas a la estupenda bahía – No tiene precio!-Esta cafetería actualmente sigue dando ese confort de siempre y parece que ha diversificado y ha mejorado (si es posible) la gastronomía que ofrecía en el 1964.

Durante los sucesivos viajes a Santander en la década de los 60 y 70 los hice mayormente desde Madrid en moto, coche seat 850 (en los 60) y seat 127 y 124 (en los 70). Años llenos de aventuras propias de la juventud de estos tiempos y que se recuerdan con nostalgia.

 

El viaje por carretera desde Madrid era todo un poema en aquellas décadas que cito arriba, y que se empleaba entre 7 y 8 horas (a veces 20 horas) lo que hoy se hace en unas tres horas y media, me  explico:

 

Los coches “chulisimos” de los años 60: Simca 1000 (la multa era mas grande que el coche, y encima te arruinaba con las correas de la dinamo), Renault Gordini (el coche de las viudas), y el  Seat 850 (el de las escobillas fallando siempre, a mitad de camino se sustituían por minas de lápices, casi na!)

* Salir desde Plaza Castilla por la antigua carretera de Burgos la N-I, y una vez pasado el convento de los Dominicos (zona de la Moraleja-Alcobendas) enfilabas la famosa autovía (pista rápida…??) de Alcobendas que terminaba un poco mas allá del circuito del Jarama, justo a la altura de San Agustín de Guadalix, se formaba un follón enorme al acabarse los 3 y 2 carriles a uno solo, con una enorme caravana de coches donde perdías mas de 1 hr.

 

Los coches “chulisimos” de los años finales de los 60 y principios de los 70: Citroen 2 CV (era un coche que se retorcía mas que un “twist” refrigerado por aire bueno pero para cambiar de marcha debías hacer un curso previo de esgrima), Renault 4 (el 4 latas, no comments-los cinturones se ponían para estar sujeto dentro), y el  Seat 127 (ya era un poco mejor en las lineas aerodinámicas)

* Otro punto todavía mas fatídico que el anterior, era al llegar a Aranda de Duero donde unos 10 Km antes te desviaban por el pueblo Roa de Duero (buen vino Ribera) y tras una circunvalación de unos 20 Km salias prácticamente a las afueras de Aranda hacia  Lerma y tras atravesarlo con dificultad ya enfilabas el tramo hacia Burgos (buena parada en el Hotel Landa, cuando tu economía te lo permitía. Hablaremos de Burgos en próximas publicaciones del Blog).

 

Los coches “chulisimos” de los años finales de los 70 : Seat 124 (era un coche mas familiar pero consumía como una familia numerosa), Seat 1500 (coche serio que hasta daba miedo, especialmente si era de color negro), y también una muchacha “chulisima” de aquella época la guapa “Brigitte Bardot” (lo mejor, de lo mejor..)

* Las etapas posteriores a Burgos para alcanzar el puerto del Escudo y desde aquí tirarte hacia el mar de Santander, ya fueron descritas anteriormente con los problemas a los que los conductores nos enfrentabamos con las nieves en temporadas frías y las malas   carreteras que quedaban tras las nevadas por el uso de cadenas y transportes pesados.

 

Los coches “chulisimos” : Renault 12 TS a finales de los 70 con los de principios de los 60 el famoso Seat 600 y la conquista de las playas del Mediterráneo (y de las suecas!)

Santander abajo: (foto de la vieja escuela desde un mirador en Oruña) en una de esas tardes bastante “cabreada” que te encontrabas bajando el Escudo, o bajando el puerto del Pozazal accediendo por Reinosa, a veces con 500 cm de espesor de nieves 

IMG-20190504-WA0002.jpg

Bueno, después de contar un poco las peripecias para llegar por carretera a Santander, me sitúo ya en las primeras veces que estuve en esta ciudad y en sus alrededores disfrutando de todo lo que en aquellos tiempos se podía alcanzar o disponer, sus playas, sus comidas, sus fiestas, y sobre todo mi afición a la pesca en la bahía que me cautivo.

Picture2La primera vez que visite Santander capital, me encanto la finura de la arena que tenían sus playas, pasear por las famosas playas del Sardinero y terminar en la punta final de la playa segunda justo donde todos los caminos llegan a “Chiqui” el restaurante tipo cabaña antigua con su cristalería mirando al mar Cantábrico y en el que pase gratos momentos inolvidables, junto con muy buenos amigos y gente querida. En Chiqui-Bar en invierno, solíamos jugar en familia todos los amigos a un juego de cartas conocido como “El plato” donde se solía jugar un poco de dinero para matar las horas de lluvia que eran muy fuertes, a la vez que también no se paraba de contar chistes y cantar algunas canciones propias de Cantabria al lado de la lumbre. Los dos que mas dinero hubiesen ganado, tenían que pagar la cena de los demás y aun les sobraba dinero.

Picture1

A día de hoy, Chiqui se ha convertido en un hotel, y para mi se ha perdido el encanto que en aquel entonces tenía. El cambio de vida cuando empezó el siglo XXI,  contribuyo a esta triste pérdida (llegada del Euro que todo empezó a encarecerse, los bingos donde las personas dejaron de contar chistes y de cantar y siempre pendiente del cartón, las discotecas con mucho ruido y los botellones, los móviles que ya nadie mira el paisaje cuando viajan o nadie habla con el del al lado en los parques,..etc) que te vas para no volver…

Isla de Mouro frente a la Península de La Magdalena en #Santander | #Cantabria | #Spain

Santander, capital de Cantabria, es un destino excelente para hacer turismo. De pequeñas dimensiones, moderna y cosmopolita ofrece a sus visitantes la posibilidad de hacer variadas rutas temáticas, por sus playas, espacios naturales, monumentos o por sus actividades culturales o de ocio, entre otras. Pero muy importante también, por su Gastronomía.

Faro de Santander De Rafamartin17

En una de estas escapadas a Santander estuve viviendo muy cerca del Faro de Cabo Mayor, en el camping Bellavista regentado por Jaime Quintanilla, al cual tengo que agradecerle las ayudas que de el recibí, al contratarme como camarero sin experiencia (estoy hablando del mes de Julio con el camping a tope de turistas, y yo todo un novato en esto de llevar una barra) con lo que podía disponer de un dinero para costearme mi estancia en Santander. Lo que si creo que le fui útil, fue cuando me puse a hablar en ingles con un americano respecto al despegue del Saturno V llevando a Amstrong, Aldrin, y Collins con destino a la Luna (estoy hablando del 29 Julio de 1969). Entonces Jaime Quintanilla (que ademas era el propietario del Camping) me libro de la tarea de llevar tambaleando las bebidas en la bandeja, cambiandomela por una especie de traductor para los extranjeros. Finalmente, termine de profesor de matemáticas y de ingles de las dos hijas de Jaime. Desde entonces siempre mantuve amistad con Jaime Quintanilla al que recuerdo con mucho cariño por los tiempos aquellos vividos en esta hermosa ciudad.

Oficina principal de Correos, Santander | Cantabria | Spain
Edificio de Correos al lado esta la Catedral

La belleza de Santander es difícil de superarla, ver este video, servido por Google maps con magnificas fotografías de profesionales, que son difíciles de superar por mi vieja cámara, y me centraré en aquello de Santander que yo mas recuerdo por mi propia experiencia y con algunas fotos que estaban guardadas o que son compartidas.

Estacas de Trueba | Cantabria | Spain
Estacas de Trueba

Santander tiene unas verdes campiñas muy cuidadas (me recuerdan ahora a las verdes zonas rurales inglesas) alrededor de lo que es hoy día los limites de la ciudad, con áreas y barriadas muy turísticas y encantadoras (Liencres, Corban, La Virgen del Mar en Ciriego, San Roman de la Lanilla con su convento centenario, los barrios de Monte-Cueto, con La hermosa playa de la Maruca, Pontejos, Somo, y Pedreña,..etc).

De los primeros lugares que visite fueron los municipios de Corban, y Monte-Cueto. En el barrio de Corban había un restaurante justo en la bifurcación de la carretera que va a Liencres y el sendero asfaltado que te lleva al cementerio de Ciriego, cuyo nombre es “Restaurante Tucho” nombre pero fue el lugar que probé los caracolillos (carabineros) que se utiliza un alfiler para sacarlos de sus conchas.

Abajo foto del Valle de Camargo y de la Virgen del Mar

 

Vamos de Tiendas, imágenes antiguas de Santander

Foto de la Bodega del Riojano, que aunque se ve escrito en la pared “Logroño”, se encuentra en la famosa calle Rio de la Pila no. 5, Santander. Como se puede ver en la foto de los años 60, están aparcados los famosos “Citroen Pato” (Citroen 11 ligero) que eran coches muy serios (les decían el coche de los médicos) y de los coches mas confortables y seguros de esta época. La bodega del Riojano, fue fundada en 1940 y en la epoca que yo me sitúo ya había mucho ambiente de “tapas y cañas a lo santanderino“, y ya se subían encima de los coches por eso de hacerse los jóvenes “los modernos” de esos años (Oh, la juventud loca!, a este paso no sabemos adónde vamos a llegar con tanta locura,…se decía).

santander - Delcampe.net
Trolebús y la camioneta en el paseo de Calvo Sotelo. Al fondo paseo Pereda

Actualmente, se puede hacer un agradable paseo desde el ayuntamiento a lo largo del paseo de la foto de 1964 con trolebuses hasta el famoso y bello lugar de Puertochico, muchos bares cercanos de picoteo y buenos sitios para comer. La Bodega del Riojano esta cerca del paseo de Pereda a unos 300 m. del lugar de esta foto, y sigue en pie con una excelente gastronomía, ademas de ofrecer una deliciosas tardes para picotear las buenas rabas y torreznos y beber los blancos de Santander y como no, los vinos que llevan el nombre de la bodega. Si vais a la tierruca pasaros por esta bodega, es muy recomendable y “buenuca

Lateral derecho del Mercado la Esperanza Santander, al fondo esta el Ayuntamiento
Plaza mercado de la Esperanza

también recuerdo de aquellos tiempos el ambiente que existía alrededor de los mercados de abastos, con productos muy frescos y que tenían sabor a verdura y sabor a pescado, y los productos del día eran voceado por los vendedores con esos nombres cántabros que poco a poco fui conociendo bocartes (boquerón), rellenas (jibias), ojitos (lenguados), cucos (pez de roca que hace una sopa estupenda), cambaros (cangrejos), potas (chipirones por eso que se pescaban con poteras), cachon (sepia)…etc.

Coches en fila ante el balneario de El Sardinero
Antiguo balneario de Santander con coches de la época aparcados en la hoy conocida y bella PLAZA DE ITALIA

Otro lugar de Santander que siempre he intentado estar por su belleza es la Plaza de Italia, con hermosos edificios como el Gran Casino del Sardinero , el Gran Hotel del Sardinero, el Hotel Rio, y el Hotel Santemar (en este hotel solía hospedarme, cuando iba a trabajar a Cantabria en mis tiempos de mi actividad profesional). También, recuerdo la cafetería Regma (buenos helados de cucurucho ) y en especial recuerdo la cafetería “La Italiana” con terraza debajo del casino, tomando una cerveza (cuando hacia sol) y mirando la hermosura del Cantábrico (también aquí había estupendos helados de cucurucho (y copas de helados). Otro bello lugar entre los bellos de Europa.

Finalmente, respecto a GASTRONOMIA de Santander, ya hemos hablado de la misma en la pagina dedicada a la región de Cantabria citando los buenos productos típicos de las poblaciones de Santillana y Suances ver enlace de la pagina Rincones de España-01

https://i.pinimg.com/564x/c9/a1/30/c9a130c11589bda13a57164b5461215c.jpg

No quiero despedirme de Santander sin antes nombrar ciertos restaurantes que me conquistaron con sus especialidades y calurosos ambientes que de ellos recibí. El primero que cito, es el Restaurante La Posada del Mar al lado de Puertochico, con su especialidad “La sopa de Pescado” que para mi y para muchos de mis amigos que nos juntábamos a cenar cuando veníamos de Madrid, era la mejor sopa del cantábrico y creo que a pesar que hoy día hay varios restaurantes que la ofrecen La Bombi, La Mulata, Zacarias, El Puerto, situados en Puertochico, y algún que otro situados en el barrio pesquero. La segunda mejor sopa de pescado por aquellos entonces la podías encontrar en un tercer piso en la calle Isabel Segunda, se llamaba “Casa Candido“, hoy no existe.

Plato de mejillones

Otro plato típico que quiero nombrar antes de despedirme de Santander en esta pagina, son los Mejillones en Salsa, que para mi es un plato de lo mejor del mundo y la primera vez que los probé fue en la calle Cadiz al lado del Hotel Bahía. Por desgracia, hace años que cerraron el restaurante que los servia “La Flor de Carriedo“. Mis amigos y yo, nos juntábamos cuando llegábamos de Madrid y con pocas “pelas”, nos poníamos a comerlos como “Quiquis”, mojando pan en la salsa y quedaban los platos limpios, después a bailar.

Bolera-bolo palma-bolistica de madrid
Mi aficionó a jugar el “Bolo Palma” de Cantabria fue tan grande, que me dedique a ir asiduamente a la Bolera “Bolistica Madrileña” en el Parque de San Juan Bautista, próximo a La calle de Arturo Soria donde estaba la Residencia de Estudiantes (mi Colegio Mayor) en aquellos felices años

Otro manjar de la Gastronomía de Santander de aquellos tiempos que nunca he olvidado y que ahora cuesta encontrarlo es un buen plato de Huevas de Merluza a la Vinagreta. Este manjar lo descubrí después de un partida de “Bolo Palma” con amigos aficionados en la bolera del Complejo Municipal de la Albericia, pues con bastante sudor y sed nos fuimos a un Bar que se llamaba “La Flor” situado en las “Casucas de planta baja“, al que volví varias veces durante mis viajes desde Madrid a comer (a todas horas) esas huevas, que ya cuesta encontrarlas, y recuerdo con nostalgia las reuniones con mis amigos en ese bar que desapareció a vez que demolieron las “casucas”.

Santander #Cantabria #Spain

En Santander, aprendí prácticamente lo que era pescar y tener los peces en tu mano. Nunca olvidare al los Hermanos Teja, como profesores del mar y la enorme paciencia marinera que tenían con los novatos madrileños que íbamos con ellos en su motora a remos (digo a remos, porque el motor lo tenian para ciertas maniobras cuando la mar estaba “picada”, después de pasada la tormenta acudían a los remos por eso de ahorrar gasoil). Me acuerdo de una pregunta no apropiada y de una respuesta propia con lógica. Viendo a un marinero que estaba pescando gambas con un redeño, yo veía que salían cristalinas del mar (casi transparentes), entonces incauto de mi le pregunte: “Sabe Vd. donde hay las gambas rojas?”. El marinero se volvió con una cara ( esa cara que uno pone cuando esta mosqueado) y me dijo; crees que las gambas salen cocidas del mar?. Siempre recordare esa metedura de pata y la mirada que me echo el marinero…

| SANTANDER La evolución histórica de San Martín 1912. Vista de la fábrica de gas.

Otra vez, los novatos le preguntamos a los Hermanos Teja que queríamos coger marisco en la bahía de la Marga (en aquel tiempo, los mejillones abundaban en las columnas del puente de la marga). Yo concretamente les pedí los aparejos para coger almejas. Por error o por cachondeo me dieron un redeño (es una red como las de cazar mariposas), y allí me vi (una vez la marea estaba baja), me lance con este aparejo a por las almejas, y yo veía que el utensilio no era el apropiado, pues había varias mariscadoras (que venían desde Somo) que llevaban una especie de cucharillas (como las del café) para sacar las almejas que estaban enterradas. Asi que, solo agarre un cambaro (cangrejo) que iba medio tonto por la arena y unas cuantas cascaras de vieiras para coleccionar. Susto fue que me despiste mas de la cuenta, y empezó la marea a subir y la barca la teníamos a mas de 400 metros. Cuando llegue a la barca, el agua me llegaba a la barbilla, un poco mas y no lo cuento.

SANTANDER - PUERTOCHICO - Foto 1

Posteriormente, nuestro aprendizaje en las artes de la pesca al borde del mar y en motora para la “pesca de bajura” (toma ya!, solo nos apartabamos unos dos km de la costa) fue incrementandose verano a verano y al cabo de unos cuantos años nos convertimos en los pescadores (con caña y carretes) madrileños que ibamos a la mar en los veranos y ya en Puertochico dejaron de conocernos como “turistas”. La pesca que obteniamos (Rellenas pescadas con poteras, Doradas, Lubinas, Cabrachos, Cucos PanchosSalmonetes, y algun que otro Centollo o Masera, etc) la llevabamos para repartir entre amigos, y tambien dabamos parte de la misma a los sufridos turistas que estaban al borde con un panchito pescado durnte todad la mañana. Que OJOS habrian!

Aparte de todo lo expuesto hasta ahora, no puedo tampoco despedirme sin nombrar algunas poblaciones cercanas a la capital de Santander en las cuales he pasado momentos muy importantes de aquellos años de los 60/70 y que recuerdo con verdadera nostalgia como:

 La Maruca cuando iba con mi Seat 850 lleno de niños para que disfrutasen del mar tirandose a la pozona. Y lo bien que se come en sus bares, en especial el Marisco

La Virgen del Mar popular por su playa y por su ermita, sobre un pequeño islote, dedicada a la patrona de Santander. En invierno era una delicia tomar un cafe en el meson (Hoy Taverna Bambara) delante del fuego en invierno viendo las olas saltando para tambien entrar hasta dentro del meson.

Las espectaculares playas de Liencres (aqui esta el Meson el Labrador que pone unas excelentes rabas y sobre todo el Cocido de Liebana-unico), y no hay que olvidar las dunas en Mogro (que esta muy cerca de Liencres).

La Vieja Escuela: SEGUIREMOS HABLANDO DE CANTABRIA

 

 

2 thoughts on “España-02”

  1. Buenas tardes.

    Recordará que en esa época, años 70-80, el Chiqui exhibía en la cafetería un coche clásico, probablemente un Citroen; no recuerdo si completo de color negro o negro y amarillo.

    Gracias por compartir sus recuerdos de la ciudad.

    Un saludo.

    Like

    1. Martin, he pasado mucho tiempo en Cantabria y recuerdo al dueño de CHIQUI. Yo lo conoci personalmente, debido a que fui profesor de Ingles y Matematicas de los hijo de Jaime Quintanilla el dueño en aquellos tiempos del Camping Bellavista (en el Faro) y Jaime era muy amigo de Chiqui. La verdad, es que no recuerdo lo del coche en CHIQUI. Gracias por tus comentarios. Un cordial saludo

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.